Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Resolución del Comité Ejecutivo ampliado del PCA

Sevilla, 3 de febrero de 2014

Aprobado por unanimidad

El proyecto de construcción europea muestra una línea continua y coherente desde la adopción del Tratado de Maastricht. Desde aquel momento, hasta ahora, ha habido en España un sujeto político colectivo que ha mantenido la coherencia en base a un robusto análisis que identificaba el profundo carácter agresivo y de clase de la Unión Europea.

Contra viento y marea, y la mayor parte del tiempo en soledad, Izquierda Unida ha sido el sujeto político colectivo que ha mantenido la coherencia en la crítica a un proceso de enajenación democrática y económica de los pueblos y su riqueza La coherencia que llevó a algunos a abandonar IU mientras nos condenaban al ostracismo y la desaparición porque no entendíamos que el progreso era la UE. Hemos sido tachados de anti-europeistas porque advertíamos de las consecuencias para la democracia y el trabajo del proceso de construcción europea, porque defendíamos una Europa del trabajo. Escuchamos a Felipe González decir que la principal divergencia, entre otras, que mantenía con Julio Anguita era el proceso de Maastricht. Fuimos al referéndum sobre el Tratado Constitucional defendiendo el No, frente a un bloque conformado por los grandes partidos, los grandes sindicatos, la patronal y todos los medios de masas. El No obtuvo un 17,24%, era el 20 de febrero de 2005. El bipartidismo ha hecho de la Europa del Euro su proyecto de estado.

Llegan las elecciones europeas. Y con ellas la oportunidad para Izquierda Unida de comenzar con fuerza un nuevo ciclo electoral. Pero sería un pobre bagaje llegar a las elecciones con una motivación meramente táctica que nos lleve a reducir el trabajo social al electoral. Y menos aún, tratándose de algo que desde Julio Anguita a Cayo Lara ha sido seña de identidad del PCE y de IU.

Nuestra posición crítica se ha visto reforzada por los acontecimientos. La crisis ha dado a las elites políticas y económicas la oportunidad de acelerar el proceso que refunda las bases del capitalismo en Europa.

Las elecciones europeas pueden ser una buena oportunidad para ahondar en el debate social, hacer ganar hegemonía a nuestras posiciones programáticas y hacer ganar fortaleza al bloque social de las víctimas de la crisis mediante la movilización.

Por ello hacemos un llamamiento al diálogo y al acuerdo, pero sobre bases políticas. Sobre la base de lo que IU representa y ha representado en su combate contra la Europa del Euro: Un programa que fija en Maastricht el origen de todo esto.

El debate electoral es un campo de la batalla de las ideas, y no es útil afrontarlo sin fortaleza social, y mucho menos sin ideas, sin tensión programática.

El Partido Comunista de Andalucía saluda que IULV-CA haya impulsado un proceso participativo entre su militancia para afianzar las líneas programáticas desde el debate colectivo y para concretar perfiles y propuestas de nombres, desde Andalucía para la candidatura.

 

Es necesario desarrollar la propuesta de trabajo político que, desde la movilización, nos llevará al 25 de mayo en mejores condiciones para hacer avanzar un discurso contra-hegemónico, basado en propuestas que liguen los problemas cotidianos del pueblo trabajador con las políticas de la Troika.

La Europa del Euro es hoy un territorio en el que hay que librar la lucha de clases. La ausencia de democracia, el robo del bien común y la campaña contra el pago de la deuda son, a nuestro juicio, las tres líneas fundamentales sobre las que se debe asentar el discurso político y la práctica movilizadora en este proceso electoral.

Desde el PCA vemos con preocupación cómo en ámbitos de la izquierda social se pone el foco en la necesaria convergencia de siglas, o se disimula el tacticismo con el debate generacional. Y aparecen, como cada vez que se quiere buscar la convergencia, referencias, más o menos amables, al Partido Comunista de España y su papel.

Los y las comunistas andaluces saben lo que significa la palabra renovación, y la unidad que debe propiciarla. El proceso de renovación, acompañado de la unidad, realizado en la X asamblea de IULV-CA, pero también en nuestro partido, en los grupos institucionales, nos legitima para opinar. Y el PCA ha sido un sujeto activo en este proceso porque ha hecho de la unidad su fuerza. Una fuerza unitaria que mantiene el hilo rojo de la política de convergencia social y política desde el programa y la movilización.

Por ello el Partido Comunista de Andalucía quiere poner su trabajo al servicio de construir fuerza social, ahora, y después del 25 de mayo. Andalucía es un territorio especialmente afectado por las políticas emanadas de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, aplicadas de manera ferviente por el bipartidismo en todos estos años.

En cuanto a las personas que deben formar parte de la candidatura, el PCA respalda la conveniencia de converger en torno a un programa con otras organizaciones políticas del estado español, consolidando el espacio que hoy representa el grupo parlamentario de la Izquierda plural en las cortes y el grupo de la Izquierda Unitaria Europea en el PE.

Asimismo, el PCA considera que la candidatura debe representar la apuesta por la renovación, teniendo en cuenta los conflictos que atraviesan la llamada crisis y que generan, combatiéndolos, la fuerza social del Bloque que aspiramos a construir: la pobreza y la exclusión social de la clase trabajadora, el exilio económico de la juventud trabajadora, la privatización de los servicios públicos, el autoritarismo, la criminalización del movimiento social organizado, el militarismo y el derroche energético, la bajada de los salarios y el paro, la precariedad, la explotación sexual y la violencia machista, etc.

El Partido Comunista de Andalucía, manifiesta, una vez más, y tras el Comité Central del 21 de diciembre, su deseo de que Willy Meyer encabece la candidatura nucleada por IU al Parlamento europeo. Creemos necesario respaldar el trabajo político desarrollado en muy difíciles condiciones tras el 3,76% de voto en las elecciones de 2009. En las instituciones son útiles brillantes discursos y acciones reivindicativas, también es útil la experiencia y la veteranía, pero es imprescindible tener fortaleza ideológica y claridad política al servicio del proyecto que es IU. Creemos que el camarada Willy Meyer reúne todas las condiciones para que, desde IULV-CA, sea propuesto como cabeza de lista en la comisión de consenso creada para el diálogo y el acuerdo. Representar y defender el hilo de coherencia en la batalla de IU contra la Europa del euro y facilitar la renovación y la adquisición de experiencia institucional de nuevos cuadros es una doble tarea que tiene en Willy Meyer una sólida garantía.

En este sentido respaldaremos las propuestas encaminadas a que en los puestos de salida aparezcan compañeros o compañeras jóvenes y que representen los conflictos que hoy aquejan a la juventud: precariedad laboral, exilio económico, desigualdad de género, etc.

Pedimos a la militancia del PCA que participe en las asambleas convocadas por IULV-CA para discutir el Programa, evaluar el trabajo de IU en el Parlamento europeo, y decidir votando las propuestas de candidatos/as.

Finalmente, llamamos a la participación en la Asamblea Programática del 15 de febrero y al desarrollo de la agenda movilizadora prevista hasta el verano de manera organizada.

Comité Ejecutivo del PCA